Diagnostico del Covid-19

Para diagnosticar la enfermedad Covid-19, se pueden utilizar tres tipos de pruebas: la técnica PCR, que se realiza en el laboratorio y tarda varias horas, y los llamados tests rápidos, dos pruebas portátiles que ofrecen resultados en pocos minutos.

La prueba habitual para diagnosticar Covid-19 es la de PCR, siglas en inglés de “reacción en cadena de la polimerasa”. Para realizarla, un especialista sanitario extrae una muestra del fondo de la nariz, de la boca o de la garganta del paciente, y esta muestra se analiza en un laboratorio. La prueba se basa en una serie de reacciones químicas para detectar la presencia del material genético del virus. Es un procedimiento común y ofrece resultados fiables, si la muestra se toma correctamente, pero solo se puede llevar a cabo en laboratorios equipados con máquinas especializadas.

Para cortar las cadenas de transmisión del coronavirus, es necesario identificar a más personas infectadas. Para ello hay que aumentar la capacidad de diagnóstico con los llamados tests rápidos, que pueden ser de dos tipos: de antígenos o de anticuerpos. Estas pruebas tienen en común que son portátiles, más baratas y más sencillas de usar que el PCR, pero tienen objetivos distintos: los tests de antígenos detectan si un paciente alberga el virus, mientras que los tests de anticuerpos detectan si un paciente ha generado defensas inmunes contra el virus.

Se ha confirmado exitosamente el uso de tests rápidos cuya eficacia se ha evaluado en España, Alemania, Italia, Rusia son tests de antígenos. El objetivo a utilizar este tipo de pruebas para aumentar el cribado de la población con el siguiente protocolo: si el test da positivo, se aísla al paciente; si da negativo, se le realiza una prueba PCR (más sensible) para asegurar

RAPID TEST COVID-19
RAPID TEST COVID-19

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 7 =